"La edición constriñe la creación"

Por Ivonne Nieves Dávila 

La diferencia editorial entre España, Puerto Rico y Cuba, y el efecto de la era digital en estos procesos, se hizo notar en el debate Edición y Autoedición llevado a cabo en el Festival de la Palabra.

“La realidad de Puerto Rico es distinta a la de Estados Unidos, España y Cuba; Puerto Rico está en el medio”, dijo el escritor y editor puertorriqueño David Caleb Acevedo.

Para Acevedo, ganador del premio del Instituto de Cultura Puertorriqueño por la categoría de Cuento, el alto nivel de deserción escolar tiene mucho que ver con esto ya que en el último grado de escuela superior es que se fomentan las destrezas de pensamiento crítico y análisis, y las de organización; donde se crea el criterio para poder descartar conocimiento viejo y substituirlo por uno nuevo que sea más válido.

Sin embargo, un cambio que notaron los tres editores, en sus respectivos países, es cómo la era digital ha impactado a la hora de editar los libros, y en el mismo mercado. “La inmediatez se está comiendo ese pequeño espacio del trabajo editorial” destacó Leonardo Gala, escritor y editor digital de Cuba.

A esto la española Cristina Fallarás añadió que con las historias que los demás cuentan constantemente, brevemente y diariamente sobre sus vidas las personas han perdido el interés en los libros y, más aún, debido a la era digital los géneros literarios también se han puesto en duda.

Para los tres escritores y editores la inmediatez y lo gratuito que ofrecen las redes sociales, los medios digitales y el internet es perjudicial para el significado de un libro y la relación entre el lector y el texto, independientemente de su género.

No obstante mientras el acceso a internet es libre en España y en Puerto Rico la realidad de Cuba es un poco distinta, aclaró Gala. Debido al control del gobierno sobre todos los medios de comunicación no toda la información se puede difundir, escribir y hasta la cantidad de páginas que puede contener un documento es controlado; lo que limita grandemente el tamaño de un escrito.

A pesar de que para Fallarás el factor limitante en Cuba no es la realidad en su país, ésta considera que “la edición constriñe la creación”.

En cambio para Gala el proceso de edición no siempre debe ser algo muy formal o depender de factores externos sino que éste también puede incluir un estilo propio del artista, en especial en las novelas de ficción que todo el proceso, según explica, se basa en pensar y analizar lo que se quiere lograr, lo que en sí crea un periodo de edición extenso.

Otro hecho que resaltó el editor puertorriqueño,  Acevedo, es lo costosos que son los libros; por lo que destacó la necesidad de la autogestión para crear libros más económicos  en donde las personas no deban escoger entre un libro o comer. 

Picture
David Caleb Acevedo, con micrófono, cuestionó el alto costo de los libros. A su lado, Leonardo Gala, Cristina Fallarás y Carlos Vázquez Cruz.