El Festival en la Universidad del Turabo

Por Nircia R. Del Rosario Meléndez

El cambio a una multiplicidad de identidades en la literatura con la reformulación del discurso masculino heterosexual  tras la inserción de mujeres escritoras, la propuesta para denominar a la crónica periodística como la nueva literatura y el debate entre la apertura o mantener el recelo a la ciberliteratura como alternativa de publicación centraron la discusión del conversatorio Panorama contemporáneo de la literatura puertorriqueña. El panel estuvo compuesto por los escritores Mario Jursich, de Colombia, Coral Bracho, de México y Edgardo Rodríguez Juliá junto a Mayra Santos Febres, de Puerto Rico. Esta actividad formó parte de la Festival de la Palabra en la Universidad del Turabo (UT) celebrado en la institución universitaria.

Rodríguez Juliá, escritor residente de la UT, propicio la multiplicidad de temas tras compartir una reflexión en la que hizo alusión a los escritores de la generación del boom, quienes a través de su literatura hacían y promovían la búsqueda de la identidad latinoamericana; en comparación con la escritura de la generación actual, en la que se dio un giro para explorar el interior de la persona y su complejidad. 

“Hay una multiplicación de lo que antes llamaban identidad. Hay una búsqueda de identidad, pero las identidades son plurales. Antes había una mirada épica formadora de naciones. Ahora se habla de descomposiciones de estas naciones”, reaccionó Santos Febres, directora ejecutiva y gestora del Festival de la Palabra, quien resaltó, como parte de estas identidades, la incursión de las mujeres en la literatura.

Por su parte, Jursich, fundador de la revista El Malpensante, habló sobre los excelentes trabajos en investigación periodística y la crónica periodística, los cuales deben denominarse como literatura. “Muchos pensaban que (la generación del) boom debía continuar. Y comienza la búsqueda de herederos de (Gabriel) García Márquez, (Mario) Vargas Llosa (…) Pero los nuevos maestros de la prosa latinoamericana están en la crónica periodística”, planteó el también periodista cultural. En un comentario aparte, Jursich mencionó que Puerto Rico cuenta con “una gran literatura, pero sin mercado”.

Para continuar definiendo el panorama contemporáneo de la literatura, Rodríguez Juliá detalló que la crónica de hoy se enfoca en la ciudad en lo que “antes no se veía y para dar voz al que no la tiene”. Mientras, para Santos Febres la literatura de hoy “apunta hacia la interioridad como escape al bullicio de la ciudad como manera de conectarse con su interior”.

Respecto a la influencia del formato digital en la literatura, los escritores se mostraron con escepticismo y confusión. Bracho se cuestionó si lo digital podría diluir esa riqueza literaria mientras Jursich entiende que “aún los más jóvenes sienten que la legitimidad está en imprimir en papel”. No obstante, el escritor colombiano se describió optimista al respecto ya que “lo digital ha permitido desarrollar crónicas más largas”. Esto hace referencias al límite de espacio impuesto por los medios impresos contrario a la libertad del ciberespacio. Asimismo, las redes sociales como Twitter han abierto el espacio para desarrollar un nuevo tipo de “artesanía de la escritura” en 140 caracteres.

Picture
Edgardo Rodríguez Juliá, Coral Bracho, Mayra Santos Febres y Mario Jursich en el debate moderado por Lorna Polo en la Universidad del Turabo.