Cinco años de Festival: dialogan Lalo y Rodríguez Juliá

Por Kristine Drowne

Los reconocidos escritores puertorriqueños, Eduardo Lalo y Edgardo Rodríguez Juliá compartieron el escenario del histórico Teatro Tapia para allí realizar el conversatorio con el que se concluyó el Festival de la Palabra. Bajo el título "La literatura puertorriqueña dialoga con el mundo", el mismo fue moderado por la doctora Melanie Pérez Ortiz. 

Primero se discutió la relación de Puerto Rico y su cultura con el mundo y si ésta es similar a la que tenía en los años treinta cuando Antonio C. Pedreira planteó sus propuestas al respecto en el libro “Insularismo”. 

Lalo, ganador el año pasado del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos por su novela "Simone", dijo que cuando se habla de la internacionalización de Puerto Rico se está hablando de imágenes, no necesariamente de la circulación de cuerpos de creación. Es cómo el mundo nos ve y "primeramente en su mayoría no ven al país porque carecemos de existencia legal". El que no nos puedan ver, opina, “es un mecanismo para invisibilizarnos.” 

Esa imagen que tienen los demás países de nosotros se resume en la de un país pintoresco y colorido. “Es una imagen consumista de Puerto Rico, las playas, las mujeres, la salsa, el Viejo San Juan. Son imágenes peligrosas, que lo que hacen es deshumanizar al puertorriqueño. Es una forma de violencia”, insiste Lalo.

Dichas imágenes, a su juicio, tocan superficialmente lo que es el país y no son necesariamente lo que nos representa. El problema mayor que tiene Puerto Rico, según Lalo, es que no tiene autorrepresentación debido a su condición política y por esto “somos una ausencia”.

Por otra parte Rodríguez Juliá enfatizó que en la época de Pedreira e incluso hasta 20 años luego, “existía una horizontalidad antillana evidente”. Si bien era cierto que los temas en la literatura eran el béisbol, la salsa y San Juan, porque correspondía a los tiempos, hoy día esos temas no son los personajes principales porque la cultura ha cambiado. El autor del libro “Las Brujas” coincidió con Lalo en que parte de ese cambio se debe a la condición política del país.  Para él, hoy día “Miami es la capital antillana”, Puerto Rico se aisló de ese espacio latinoamericano, hasta cierto punto, nuestra relación con los Estados Unidos es más evidente que la relación que tenemos con los hispanos.

La moderadora inquirió sobre el proceso de la publicación de sus libros en otros países y sobre los temas principales que se tocan hoy en la literatura puertorriqueña.

Lalo expresó que las casas editoriales extranjeras le piden modificar sus libros para que "se vean" más caribeños, aludiendo a esas imágenes que los extranjeros creen que nos identifican.  En ese momento Rodríguez Juliá lo interrumpió, para decirle al público que “somos seres exóticos, así nos ven”.

En cuanto a los temas que predominan en la literatura boricua, el dolor humano se impone, según Lalo. Agregó que nuestra historia desde la colonización se basa en el exterminio (hablando de los indígenas taínos). "Hoy el exterminio es la falta de memoria hacia acontecimientos históricos devastadores", dijo.

Rodríguez Juliá añadió que resulta particular que “usamos el humor” para expresar la tristeza.

Al final de la conferencia se escucharon los aplausos de escritores y público general que se dio cita al encuentro como el escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez, el ganador del premio Nuevas Voces, Carlos Vázquez Cruz, y la dramaturga Sylvia Bofill, entre otros.

Picture
Edgardo Rodríguez Juliá, Melanie Pérez y Eduardo Lalo en la última charla magistral del Festival de la Palabra. Foto Wensi Natera.