"No puedo permitir que mi moral supervise la de mis personajes"

Por Wilfredo J. Burgos Matos

Las voces se multiplican y algo quieren decir. De manera casi exasperante transitan todas las vías posibles para palpar la libertad, en este caso, literaria. Cuando eso ha ocurrido, parece necesario reconocerlas y galardonarlas. Más aún si se trata de los aullidos y las vociferaciones de las letras puertorriqueñas.

Con eso como telón de fondo, el escritor Carlos Vázquez Cruz, oriundo de San Lorenzo, conversó con Daniel Torres, reconocido académico y poeta boricua, en el Teatro Tapia, sobre su más reciente homenaje al recibir el III Premio Nuevas Voces durante la celebración del V Festival de la Palabra.

Torres contó que se conocieron en la isla vecina, República Dominicana, en la Feria del Libro de Santo Domingo, para luego abordar al autor sobre el tema de las etiquetas.


“Cómo uno se construye depende de muchos factores y la construcción nunca termina de hacerse. Todo elemento de la identidad y la sexualidad son fluidos. El mercado necesita etiquetas para enmarcar un libro, la gente a veces las necesita. Yo no las necesito pues soy mi propia etiqueta. Fluyo con quien soy. Ahora, sí es importante en un sentido pues a veces funcionan para la visibilidad”, aseguró Vázquez Cruz, quien recibe la suma de $ 5,000 por su reconocimiento, auspiciados por Beta Book Café.


Al mismo tiempo, dialogó sobre el tema de la muerte de personas allegadas, que son muy comunes en su literatura, para denunciar a esos que se creen “que tienen el poder de quitar la vida de otra gente y que, cuando los familiares y amigos van al sistema de justicia, no quieren aceptar que son crímenes de odio”.


El joven escritor fue más allá e indicó que, más que entablar una pesquisa con esta problemática social, aspira a que se entienda que sus letras son un acto de memoria, pues no confía en la historia de su País y escribe para hacerle ver eso a los lectores.

Entretanto, antes de que el autor dialogara con el público asistente, Torres le preguntó a Vázquez Cruz qué es lo que esconde en su literatura.

“Hay muchísimos silencios. Si yo tuviese que esconder algo, tiene que ser a mí. No puedo permitir que mi moral supervise la de mis personajes pues necesito algo que funcione para la gente que se quiere encontrar en los espacios que yo he creado, precisamente, vaciarle la literatura en un sentido de mí para que en ella quepan todas las personas que se quieran insertar”, puntualizó.

Así las cosas, más allá de un premio en metálico, no cabe duda de que un aplauso fue el aderezo ideal para reconocer esa voz que, ahora más que nunca, se mantendrá vibrante en el quehacer cultural isleño.



Picture
Una de las voces académicas más prolíficas de Puerto Rico, Daniel Torres, moderó la plática con el laureado escritor Carlos Vázquez Cruz, a la derecha.