"Me cuesta mucho mirar la literatura desde el género"

Por Joanne Rodríguez Sosa

La escritora puertorriqueña Jannette Becerra trajo a la mesa un pensamiento “ algo controversial”, como ella misma lo describió, en el debate “El libro está en manos de mujeres: Agentes literarias, editoras, bibliotecarias y lectoras” moderado por el escritor y editor del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Ángel Antonio Ruiz.

“Me cuesta mucho mirar la literatura desde el género. El género no debe ser un asunto de política pública cuando estamos hablando de la calidad y consumo de una obra”, expresó la ganadora del Premio Barco de vapor de la edición anterior del Festival de la Palabra.

Becerra compartió esta mesa ubicada en uno de los salones del Arsenal de la Puntilla del Viejo San Juan con la colombiana Andrea Montijo, la alemana Rike Bolte y la francesa Véronique Ovaldé.

Estas escritoras describieron cómo ha sido el rol de la mujer en la literatura a partir de sus experiencias. Montijo, quién ha trabajado la mayor parte de su carrera en el mercado norteamericano, expresó que nunca se ha sentido discriminada por ser mujer en el mundo editorial al que se dedica.

Para ella, “la industria editorial siempre ha sido de mujeres". "No ha sido un lugar donde me ha tocado pelear por ser mujer. Para mí, es un industria que naturalmente está en nuestras manos”, señaló la editora.

Bolte y Ovaldé experimentaron algo diferente. 

La primera habló de cómo las mujeres en Alemania aún se colocan en “lugares especiales” en la literatura que marcan la discriminación que aún existe. Por su parte Ovaldé opinó que “las grandes casas editoras eran y son dominadas por hombres aún siendo las mujeres las más que leen”. 

Además, manifestó que Francia se ha convertido en un país más femenino con los años, pero el prestigioso mundo editorial aún es dominado por hombres aunque su cuerpo de trabajo esté compuesto por mujeres.  A Ovaldé se le hace muy difícil no mirar el mundo literario desde una perspectiva de género. Mostró su molestia de que “las mujeres tengan que escribir ‘libros de mujeres’ pues esto limita sus posibilidades en los temas”, añadió la también editora. 

Demostró su preocupación en torno a que habiendo tanta mujer escritora, éstas sigan siendo la minoría en muchos ámbitos de la literatura incluyendo en listas de candidatos de premios prestigiosos franceses.

 Antes de que culminara la conversación, Becerra hizo hincapié en que esta problemática de género en el mundo literario también surge de la academia pues la misma “ayuda a perpetuar la marginación de las mujeres” al crear cursos que son exclusivos de literatura que se denomina femenina. 

“No hay necesidad de enfatizar el género. La verdadera equidad vendrá cuando no se tenga que mencionar el género y seguir nosotros mismos trazando esa línea de marginación”, Becerra, primera ganadora del Premio Nuevas Voces del Festival de la Palabra.

Picture
"No hay necesidad de enfatizar el género", insistió Jeannette Becerra, aquí junto a Ángel Antonio Ruiz.