"La literatura es lo que suena a verdad"

Por Cristian M. Arroyo


La escritora puertorriqueña Mayra Santos Febres y el novelista y periodista español, Javier Cercas, conversaron en el Teatro Tapia del Viejo San Juan sobre el proceso creativo mediante el cual ambos logran sus obras, sobre la complejidad de la literatura y la narrativa.

En la víspera de la culminación del Festival de la Palabra, el diálogo comenzó con halagos de Santos a Cercas. 

"Yo soy fan de Javier Cercas, y algún beneficio marginal tenía que sacarle al Festival", bromeó Santos Febres en su comentario inicial. La escritora del galardonado "Pez de vidrio" confesó que, actualmente lee las obras de Cercas y que admira su atrevimiento literario, el cual quiere emular. Y como si fuera poco, agregó que su invitación a Cercas fue a modo de "una carta de amor literario", lo que arrancó carcajadas de Cercas y del público. 

Ésta recalcó lo refrescante que resulta leer trabajos del español como "Los soldados de Salamina" y "La velocidad de la luz" porque demuestran una cercanía entre "el otro y el yo". "A uno se le olvida que está leyendo literatura", puntualizó Santos.

Cercas respondió con gratitud a los halagos de la puertorriqueña citando un proverbio francés: "Cuando alguien me hace un elogio no necesita repetírmelo dos veces, lo entiendo a la primera". Luego conversó sobre el atrevimiento en la creatividad literaria, diciendo que es una persona razonablemente cobarde, mas a la hora de escribir no puede serlo. "Escribir consiste en riesgos y quien no esté dispuesto a correr riesgos que no escriba", reiteró. 

Respecto a la narrativa, Cercas señaló que "la literatura es exactamente aquello que no suena a literatura, que suena a verdad". Además, añadió que lo que la mayoría de la gente entiende por literatura, es decir, lo muy decorado y trillado, no debería serlo y debería ir a la papelera. "La literatura es siempre lo que suena a verdad, no a literatura, porque la literatura es un engaño, tienes que engañar al lector", concluyó.

Cercas definió su experiencia en la creación de su famosa novela, "Los soldados de Salamina" como una profunda. El también ensayista enfatizó que "la literatura consiste en crear artificios para engañar y quien se deja engañar es más sabio que quien no se deja engañar". 

En cuanto a los "yoes y los otros" literarios, Santos Febres señaló que no tiene interés por representar la negritud o ser un recuerdo antropológico. No fue hasta "Fe en disfraz" que Santos Febres dio paso a su "yo", introduciéndose a un juego de espejos que interactua con "lo otro". 

A esa postura Cercas instó a los autores como Febres a que "se debe escribir lo que le salga, no de la cabeza, sino de las tripas". A lo que Santos Febres respondió, "yo no escojo los temas, los temas me escogen". 

La cercanía del otro y el yo fue lo más admirado por Febres en los temas abordados por Cercas y éste concluyó que, como Nietzsche, "escribir de uno mismo es la mejor manera de ocultarse".

Picture
Javier Cercas y Mayra Santos Febres argumentan durante el diálogo celebrado en el Teatro Tapia.