De Madame Bovary a La Maga

Por Ana Umpierre

¿Cómo introducirnos en la mente de una mujer? ¿Cómo tener acceso a sus sentimientos y emociones? Estas fueron algunas de las interrogantes que respondieron Mara Pastor, Carlos Manuel Rivera, Pola Oloixarac, José Muratti y Francisco Goldman en el debate "De Madame Bovary a La Maga: Retratos de mujer"; como parte de las innumerables actividades que ofrece el Festival de la Palabra en el Viejo San Juan.

Tanto Madame Bovary como el personaje de "La Maga" en Rayuela fueron escritos y creados por hombres, Gustave Flaubert y Julio Cortázar, respectivamente. Ambos autores trajeron a la luz unas ideas que fueron muy importantes: darle un grado de poder y libertad a la mujer. Como bien menciona Pola Oloixarac, escritora y traductora argentina,  “Flaubert tuvo que enfrentar un juicio después de escribir ese personaje, después de justamente hacer foco en la peligrosidad de una mujer que lee y que deja volar su imaginación”. 

Ahora bien, si reflexionamos sobre este hecho podemos darnos cuenta que el rol de la mujer pasa a ser uno indispensable pero también algo que se sale de la norma. “¿Cómo vamos a mirar a las mujeres de ahora en adelante, van a seguir siendo un objeto más del deseo y del decorado o van a ser partícipes en el proceso de creación?”, cuestionó 
José Muratti, autor de La víbora del desierto de Kavir y otros cuentos.

Durante el debate fue interesante la dinámica en torno a cómo se veía el rol de la mujer dentro de estos textos, desde el punto de vista de una mujer versus el punto de vista de un hombre. Oloixarac expuso que ella como mujer leía el personaje de La Maga un poco más porque quería ser como ella: “cómo me va a enseñar La Maga instrucciones para construir la novela futura de los amores que yo quería tener”.

Mientras que por otra parte algunos hombres veían ese rol como metáfora de lo que era una nación o inclusive las dictaduras latinoamericanas. Carlos Manuel Rivera expresó que Madame Bovary representa la nación en un momento específico “luego de la revolución francesa con las clases oprimidas, principalmente la mujer". Por otra parte La Maga la ve como representación de las dictaduras latinoamericanas “¿qué está pasando en la nación en el exilio?”

Poco después los autores explicaron un poco sobre los textos nuevos que están trabajando y cómo presentan el rol de la mujer. Francisco Goldman, autor del libro Say Her Name o Di su nombre, adelantó que trabaja en uno sobre la historia de su madre, quien es guatemalteca. Por otra parte Rivera creó un personaje que es un travesti para un monólogo. “Me gusta trabajar desde la transgresión”, acabó Rivera.

Picture
Carlos Rivera, Pola Oloixarac y José Muratti.